Nirosa Ingeniería ha finalizado las  edificaciones de la nueva bodega y la puesta en marcha de las instalaciones para Bodegas Briego en el municipio de Fompedraza en Valladolid.

El proyecto ha consistido en la construcción de una bodega de unos 3.600 m2 formada por 4 zonas diferenciadas, albergada en dos cuerpos de distintas características geométricas. Estas dos naves se deslizan entre sí, conformado la imagen de la Bodega.

En su diseño y construcción se ha tenido muy en cuenta el confort de los usuarios y la minimización del impacto ambiental de las instalaciones.  Se ha utilizado la Geotermia como fuente de calor/frío para el suelo radiante/refrescante de las oficinas, para la climatización de la bodega y para el apoyo del control de fermentación de los depósitos de vino, a través de la instalación de una bomba de calor.

El sistema de geotermia utiliza unos sondeos/pozos verticales especiales en el terreno que llegan hasta los 100 metros bajo tierra, aprovechando la temperatura constante del terreno y las corrientes de agua subterráneas.  Las ventajas que ofrece este sistema son varias: no emite CO2, es una fuente de energía inagotable y su coste es bajo.

Nirosa Ingeniería, a través del servicio EPCM (Engineering, Procurement and Construction Management) y fiel a su filosofía de dar respuesta a las necesidades del cliente, ha proyectado una bodega que permite realizar el flujo de elaboración de vinos amparados dentro de la Denominación de Origen Ribera del Duero, colaborando así en un proyecto que da lugar a vinos de elevada calidad con los que Bodegas Briego afianzará su posición de liderazgo. Además, Nirosa ha elaborado, gestionado y realizado el seguimiento del expediente de subvención, tanto de solicitud como de cobro, con el que se ha conseguido el apoyo económico de la Unión Europea y la Junta de Castilla y León.